4 Consejos para reducir el consumo de azúcar


4 Consejos para reducir el consumo de azúcar
El consumo de azúcar supone uno de los grandes riesgos para el desarrollo de enfermedades complejas. Está evidenciado que representa un riesgo para la salud consumirlo por encima de lo recomendado. Sin embargo, pese a su potencial peligro, es uno de los ingredientes más utilizados por la industria para la elaboración de productos alimentarios.

El consumo de azúcar supone uno de los grandes riesgos para el desarrollo de enfermedades complejas. Está evidenciado que representa un riesgo para la salud consumirlo por encima de lo recomendado. Sin embargo, pese a su potencial peligro, es uno de los ingredientes más utilizados por la industria para la elaboración de productos alimentarios.

Esto convierte al azúcar en un alimento excesivamente presente en la dieta habitual, cuyo consumo debería de reducirse al máximo. Una disminución de la ingesta de azúcar reduciría la resistencia a la insulina y las probabilidades de padecer diabetes, obesidad y cáncer. 

1.Cambiar los procesados por productos frescos

  • La gran mayoría de los productos procesados llevan azúcar en su composición. Bien sea azúcar simple, de caña, de coco, miel, etcétera, todos estos ingredientes suponen un gran estrés pancreático y un perjuicio para el organismo.
  • De este modo, el simple hecho de cambiar los alimentos procesados por productos frescos contribuye de forma significativa a reducir la ingesta de azúcar diaria. Además, los productos frescos suelen aportar proteínas, vitaminas y antioxidantes esenciales para el correcto funcionamiento del organismo.
  • No todos los productos procesados son nocivos. Existen algunas excepciones como pueden ser, aquellos procesados cuyo tratamiento sirve fundamentalmente para mejorar la conservación del producto suelen suponer una buena opción para incluir en la dieta diaria.
  • Cambiar los alimentos procesados por productos frescos es una de las estrategias más efectivas para reducir el consumo de azúcar.

2.No dejarse engañar por las etiquetas

  • En muchas ocasiones la industria utiliza eufemismos de la palabra «azúcar» para vender un producto como más saludable cuando no lo es. El azúcar como tal puede ser llamado por distintos nombres, todos ellos con el mismo significado.
  • De este modo, el azúcar de caña, de coco, la miel, la panela, entre otros, son variantes del azúcar que suponen el mismo estrés pancreático y los mismos riesgos para la salud que el azúcar blanco como tal.
  • Por este motivo, es fundamental no dejarse engañar por los etiquetados y estudiar con lupa las listas de ingredientes, antes de decidirse a comprar un producto en sustitución de otro por parecer más saludable.

3.Comer menos para bajar el consumo de azúcar

  • Comer menos reduce las probabilidades de que la ingesta diaria de azúcar sea excesiva. 
  • Se pueden utilizar muchas estrategias: desde los ayunos intermitentes, pasando por pesar la comida o, simplemente, siendo cuidadoso con las cantidades y dejando de comer cuando cesa el apetito.
  • Desligarse emocionalmente de los alimentos, y no dejarse llevar por su calidad, supone un punto a favor a la hora de medir lo que comemos y eliminar excesos.

4.Reducir el consumo de azúcar comiendo menos

  • Aunque parece obvio, limitar la ingesta de alimentos diaria contribuye a minimizar el consumo total de azúcar. Esto, entre otras cosas, aporta beneficios a la salud y el peso.
  • El azúcar al fin y al cabo es un nutriente. Su función es fundamentalmente energética y, por lo tanto, a la hora de consumirlo es un factor que hay que tener en cuenta. Puede ser interesante realizar una ingesta de azúcar en los momentos previos a la práctica deportiva o, incluso, una vez empezada esta.

Como resultado...

  • El consumo de azúcar es una de las grandes males de la salud. Fuera del ámbito deportivo, donde la ingesta de azúcar se puede tornar como necesaria, la ingesta diaria de este nutriente suele ser desmesurada. Este fenómeno trae consecuencias nefastas para la salud y es necesario tomar medidas.
  • Es buena idea reducir el consumo de productos procesados y aumentar el de productos frescos. Asimismo, conviene leer las etiquetas de los productos para evitar posibles engaños a la hora de tomar elecciones. De todos modos, la mejor solución para este problema es la educación alimentaria desde las primeras etapas de la vida.

Comparte nuestras publicaciones, también dale "me gusta", síguenos para estar al tanto de información como esta.

PRONAPRESA 

 "Porque prevenir es mejor que curar"


Dejar un comentario


Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados


También te puede interesar:

El Collarín de Turmalina y Terapia Magnética para el Dolor de cuello
El Collarín de Turmalina y Terapia Magnética para el Dolor de cuello
El dolor de cuello es una queja frecuente. Los músculos del cuello pueden distenderse por la mala postura, ya sea que...
Leer más...
Primeros Auxilios: Conoce la maniobra de Heimlich
Primeros Auxilios: Conoce la maniobra de Heimlich
¿Alguna vez tu hijo o alguien ha tragado un objeto y no supiste qué hacer? Tanto si ya has pasado por la experiencia ...
Leer más...
Conoce: La presbicia o vista cansada
Conoce: La presbicia o vista cansada
La presbicia es un defecto de la visión al que comúnmente nos referimos como vista cansada. Seguro que has notado alg...
Leer más...

Regresar
shopify social proof plugin

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal $ 0.00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods