Envío GRATIS en pedidos mayores a $899

Atención al Cliente WhatsApp

Plantas para disminuir el colesterol y triglicéridos

Fitoterapia para disminuir lípidos

Es importante mantener un nivel saludable de lípidos (colesterol o triglicéridos), ya que de lo contrario aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular (del corazón). Eixten muchas plantas medicinales que tienen un efecto hipolipemiante (ayudan a disminuir los niveles de lípidos en la sangre) o de lipoproteínas.

Perfil lipídico

Aunque el colesterol y triglicéridos son lípidos, debemos entre estos dos tipos diferentes de lípidos que van circulando por nuestra la sangre. El colesterol se utiliza para construir células y ciertas hormonas, mientras que los triglicéridos almacenan las calorías que no fueron utilizadas para proporcionar energía al cuerpo.

Ambos parten de un perfil lipídico en el que se miden los niveles de grasas en la sangre.

Colesterol bueno (HDL)

  • Deficiente – Menos de 40 mg/dL (hombres), Menos de 50 mg/dL (mujeres)
  • Mejor – 40-59 mg/dL (hombres), 50-59 mg/dL (mujeres)
  • El mejor posible – 60 mg/dL o más

Colesterol malo (LDL)

  • Normal – 100 mg/dL o menos
  • Casi normal – 100 y 129 mg/dL
  • Límite máximo – 130 y 159 mg/dL
  • Alto – 190 mg/dL

Triglicéridos

  • Normal – Menos de 150 mg/dL
  • Límite máximo – 150 a 199 mg/dL
  • Alto – 200 a 499 mg/dL Muy alto 500 mg/dL o más

Riesgos del colesterol y triglicéridos elevados

  • El colesterol y los triglicéridos altos pueden contribuir al endurecimiento de las arterias, desarrollando arterioesclerosis.
  • Riesgo de sufrir accidente cerebrovascular.
  • Ataque cardíaco y cardiopatías.
  • Riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Los triglicéridos extremadamente altos también pueden causar inflamación aguda del páncreas.
  • Síndrome metabólico, una afección en la que la hipertensión arterial, la obesidad y la hiperglucemia se presentan juntas.

¿Qué plantas medicinales me ayudan?

En el siguiente listado hemos puesto las que se encuentras fácilmente en casa.

Aguacate (Persea americana Miller). Esta acción farmacológica se encuentra en el fruto, ayuda a reducir los niveles de colesterol. Agregar 300 gr de aguacate a nuestra dieta por día es perfecto.

Alcachofa (Cynara scolymus L.). Diversos estudios clínicos ponen de manifiesto su efectividad y seguridad como coadyuvante en el tratamiento de las hiperlipemias (reduce el colesterol total y triglicéridos), diabetes (reduce la glucemia basal y postprandial, así como la hemoglobina glicosilada). Extracto blando de hoja fresca (15-30:1, acuoso): 600-1.200 mg/día, en dosis de 200 mg, o bien en forma líquida: 9 mL/día (20 g de extracto/100 mL).

Alfalfa (Medicago sativa L.). La reducción de los niveles de colesterol ha sido observada en un grupo de pacientes, tras la administración de 40 g de extractos de semillas de alfalfa tres veces al día y durante 8 semanas.

Alpiste (Phalaris canariensis L.). Amplio uso popular para reducir los niveles elevados de colesterol. Decocción (una a dos cucharadas soperas por vaso, hervir 5 minutos y dejar en maceración 6 a 8 horas), 1 a 3 tazas al día.

Avena (Avena sativa L.). La suplementación con avena ha producido una disminución de los niveles de colesterol. Diferentes estudios clínicos han relacionado el consumo de avena con la disminución de riesgo de enfermedades cardiovasculares. El consumo de 35-50 g de salvado de avena, en combinación con una dieta hipocalórica y con un incremento de la actividad física, produce una disminución del peso corporal y un efecto hipolipemiante (disminución del colesterol total y de las LDL). Además, la suplementación con 28 g de salvado de avena mejora el perfil lipídico de mujeres premenopáusicas obesas.

Cebada (Hordeum vulgare L.). El aceite de germen de cebada es hipolipemiante. La fibra soluble de cebada ha demostrado propiedades hipolipemiantes, reduciendo de manera significativa el colesterol total y el LDL-colesterol.  Aceite de germen de cebada: 1-3 cucharadas al día.

Cebolla (Allium cepa L.). Los sulfóxidos, como el sulfóxido de S-metil-cisteína, serían responsables de reducir los lípidos sanguíneos (colesterol y triglicéridos). 50 g/día de cebolla fresca, 20 g/día de polvo o dosis equivalentes de otras preparaciones.

Cilantro (Coriandrum sativum L.). Los frutos de cilantro han demostrado además actividad antihiperglucémica, hipolipemiante y antioxidante.

Linaza (Linum usitatissimum L.). Las semillas de lino protegen frente a accidentes cardiovasculares y el síndrome metabólico al reducir las concentraciones de lípidos, la glucemia, la presión arterial, el estrés oxidativo y la inflamación.

Esta es una pequeña recomendación ya que para usarlas en un tratamiento debe ser con la supervisión de un fitoterapéuta.

PRONAPRESA

"Porque prevenir es mejor que curar"

Escribir un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.