Distimia: la depresión que se disfraza de mal genio


Distimia: la depresión que se disfraza de mal genio
¿Sueles contrariarte por pequeñeces?, ¿eres enojón o tiendes a mantener un estado de ánimo irritable o deprimido?, ¿tienes dificultad para encontrar las cosas positivas de la vida?, ¿vives con mal carácter o tristeza casi permanentemente?, ¿tu familia se queja de que eres un aguafiestas, pesimista  negativo o problemático? Quizás, llevas tanto tiempo viendo la vida como a través de unas gafas en blanco y negro que, ya quienes te rodean, e incluso tu mismo, piensan que esa es tu “forma de ser”. Esto, probablemente te haya generado rechazo por parte de los otros. Pero, aunque pienses que sencillamente eres de mal carácter, lo más probable es que padezcas de distimia: un trastorno del estado del animo crónico y bastante frecuente.

¿Qué es la distimia o trastorno depresivo persistente?

La distimia, también llamada trastorno distímico, se define como un tipo de trastorno afectivo o del estado de ánimo que a menudo se parece a una forma de depresión mayor menos severa, pero más crónica. Sin embargo, las personas que tienen distimia también pueden experimentar a veces episodios de depresión mayor.

La depresión es un trastorno depresivo que afecta al cuerpo, al estado de ánimo y a los pensamientos. Puede afectar o alterar radicalmente la alimentación, el sueño y la manera de pensar, pero no es lo mismo que sentir tristeza o estar decaído, ni tampoco es indicio de debilidad personal ni constituye un estado que pueda disiparse o modificarse a voluntad. Las personas que sufren una enfermedad depresiva no pueden simplemente "recobrar el ánimo" y reponerse. A menudo es necesario el tratamiento que, a veces, es incluso decisivo para la recuperación.

Por lo general, cuando nos mencionan la palabra depresión, nos remitimos al llamado episodio depresivo mayor, y pasamos por alto las otras formas de presentación de los cuadros depresivos.

Existen tres tipos de depresión que pueden clasificarse en tres grupos principales:

  • Depresión mayor
  • Trastorno bipolar
  • Distimia

¿A quién afecta la distimia?

La distimia se presenta en el 5-6% de la población general. Es más frecuente en mujeres menores a 64 años en comparación con los hombres de cualquier edad.

¿Cuáles son los síntomas de la distimia?

Los síntomas más comunes de la distimia, que son menos severos pero más crónicos que los de la depresión mayor. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Tristeza, ansiedad o sensación de "vacío" persistentes. 
  • Pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban. 
  • Llanto excesivo. 
  • Mayor inquietud e irritabilidad. 
  • Menor capacidad de concentrarse y tomar decisiones. 
  • Disminución de la energía. 
  • Pensamientos de muerte o suicidas, intentos de suicidio. 
  • Aumento de los sentimientos de culpabilidad, desamparo y, o desesperanza. 
  • Alteraciones del peso y, o del apetito debido a comer de forma insuficiente o excesiva. 
  • Alteraciones en los hábitos del sueño. 
  • Aislamiento social. 
  • Síntomas físicos que no ceden ante los tratamientos estándar (por ejemplo, dolor crónico, dolor de cabeza). 

Para un diagnóstico de distimia, un adulto debe presentar un estado de ánimo deprimido durante al menos dos años (un año en los niños y adolescentes), junto con por lo menos otros dos síntomas de depresión (señalados arriba). Los síntomas de la distimia pueden parecerse a los de otros trastornos psiquiátricas. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico. 

¿Cómo se diagnostica la distimia?

Como se ha comprobado que a menudo la depresión coexiste con otras enfermedades médicas, como cardiopatía, cáncer o diabetes, y también con otros trastornos psiquiátricos como el abuso de drogas y la ansiedad, el diagnóstico y tratamiento en las etapas iniciales son cruciales para la recuperación. A menudo el diagnóstico se hace después de un examen psiquiátrico minucioso y una historia médica realizados por un psiquiatra u otro profesional de la salud mental.

Recuerda siempre consultar a un medico.

Tratamiento de la distimia.

El tratamiento específico de la distimia será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica. 
  • Qué tan avanzado está el trastorno. 
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias. 
  • Sus expectativas para la trayectoria del trastorno. 
  • Su opinión o preferencia. 

El tratamiento puede incluir cualquiera de los siguientes elementos o una combinación de ellos:

  • Medicamentos antidepresivos (especialmente cuando se administran en combinación con la psicoterapia, resultan muy eficaces para el tratamiento de la depresión). 
  • Psicoterapia (en la mayoría de los casos, terapia cognitivo-conductual o interpersonal orientada a modificar la visión distorsionada que tiene el individuo de sí mismo y de su entorno, con énfasis en las relaciones complicadas y la identificación de los factores de estrés en el entorno para aprender a evitarlos). 
  • Terapia electroconvulsiva. 

Dado que los episodios de distimia suelen persistir más de cinco años, puede ser necesario el tratamiento a largo plazo.

 

PRONAPRESA 

 "Porque prevenir es mejor que curar"


Dejar un comentario


Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados


También te puede interesar:

4 infusiones ☕ para relajarte y controlar el estrés
4 infusiones ☕ para relajarte y controlar el estrés
Todos vivimos, en medio de una realidad altamente demandante. La toxicidad del ambiente, el exceso de estímulos en la...
Leer más...
4 bebidas que ponen en riesgo nuestra salud
4 bebidas que ponen en riesgo nuestra salud
Muchos productos que consumimos diariamente no son nada saludable. Por el contrario, pueden causar serios daños a nue...
Leer más...
23 de octubre, día del Medico en México
23 de octubre, día del Medico en México
¿Por qué se celebra en México el Día del Médico el 23 de octubre? En México desde 1937 se celebra cada 23 de octubre ...
Leer más...

Regresar
shopify social proof plugin