Síntomas de glaucoma que debes reconocer


El glaucoma puede destruir tu visión sin que lo sepas. No muestra síntomas hasta que está avanzado. La pérdida de visión no es restaurable.

¿Qué es el glaucoma?

A menudo, el “ladrón silencioso de la vista”, el glaucoma normalmente no muestra síntomas hasta que la enfermedad ya está avanzada. Cualquier pérdida de visión no es restaurable.

“Puedes tener mucho daño en los ojos y no tener ninguna idea”, dice Andrew Iwach, portavoz clínico de la Academia Americana de Oftalmología. “Es una enfermedad potencialmente cegadora”.

Alrededor de la mitad de las personas que tienen glaucoma desconocen completamente su condición, según el Instituto Nacional del Ojo. Por eso la detección temprana es tan importante. Esto es lo que necesitas saber sobre el glaucoma y cómo progresa.

Síntomas y causas del glaucoma

El glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común. Con el tiempo, daña el nervio óptico, lo que, a su vez, puede provocar ceguera. “El nervio óptico es parte del sistema visual que transporta la luz del globo ocular al cerebro”, explica Rahul T. Pandit, profesor asociado de oftalmología clínica en el Blanton Eye Institute, Houston Methodist Hospital.

“El daño lento y progresivo en el nervio óptico a menudo se asocia con una alta presión ocular, que es uno de los factores de riesgo más fuertes”. Estos son los síntomas, las causas y los factores de riesgo del glaucoma que hay que recordar.

Presión ocular alta

“El glaucoma es una enfermedad nerviosa degenerativa y tiene múltiples factores de riesgo, siendo la presión ocular uno de ellos”, explica Peter Krall, oftalmólogo de la Clínica Scripps en San Diego.

“La razón por la que nos centramos tanto en la presión ocular es que ese es el único factor de riesgo modificable”.

Tu ojo produce líquido que lo baña con nutrientes y luego se drena. “En el glaucoma relacionado con la edad, hay resistencia a esa salida”, dice el Dr. Krall. “No puede salir del ojo”.

No todas las personas con presión ocular alta tienen glaucoma, y algunas personas con presión ocular normal lo tienen.

El glaucoma de cierre de ángulo es otra forma de la enfermedad que afecta a muchas menos personas, pero tiene síntomas agudos resultantes de un aumento repentino de la presión ocular. Necesita tratamiento inmediato.

Pérdida de la visión periférica

Una de las primeras víctimas externas del glaucoma es la visión periférica, lo que significa que tienes problemas para ver las cosas a un lado. Esto sucede tan gradualmente que mucha gente no se da cuenta.

El problema puede aparecer como puntos ciegos en tu visión periférica. Algunas personas informan que no ven bien o falta de agudeza, dice el Dr. Pandit.

“Los pacientes dicen cosas como: ‘Sé que alguien está de pie a mi lado, pero no puedo verlo’ o, ‘Estoy pasando por una puerta y mi hombro la golpea’”, señala el Dr. Krall. También puede hacer que conducir sea peligroso.

Sin embargo, muchas personas no notan problemas con la visión periférica porque la visión central se mantiene fuerte durante más tiempo, añade el Dr. Krall.

Dificultad para ver por la noche

El glaucoma también puede afectar a la visión nocturna. Esto no solo puede hacer que conducir sea peligroso, sino que “discernar objetos y detalles puede ser extremadamente difícil en todas las condiciones de poca luz”, dice Mark Fromer, oftalmólogo del Hospital Lenox Hill en Nueva York.

Un ejemplo clásico es no poder ver por dónde caminas en un cine oscuro. Tiene sentido, dice el Dr. Krall, porque el cerebro no está recibiendo toda la información de luz que necesita.

Pérdida de la visión central

Si no se trata, el glaucoma eventualmente también tomará tu visión central, dice el Dr. Fromer. La gente a veces se da cuenta de esto cuando cierra un ojo y se da cuenta de que el otro ojo tiene un punto ciego o falta un área.

Una vez que esto sucede, la enfermedad está bastante lejos. “Nos gusta atraparlo antes de este punto”, dice el Dr. Krall. “Cuando la gente tiene esa pérdida central de la visión, la tratamos de manera mucho más agresiva”.

Dolor intenso en los ojos y náuseas

El dolor y las náuseas son signos de la rápida elevación de la presión ocular asociada con un ataque de glaucoma de cierre angular. Otros signos pueden incluir enrojecimiento en los ojos, así como ver halos o “arcoiris” alrededor de las fuentes de luz.

“Un ataque agudo de glaucoma [es] donde la presión ocular se eleva rápidamente”, dice el Dr. Fromer. “Esto ocurre cuando el ángulo hacia el ojo se cierra y el ojo ya no puede drenar el líquido apropiado. La presión aumenta, causando dolor”.

Las náuseas son una consecuencia del dolor intenso, dice el Dr. Krall. En cuanto a los arcoiris, “si la presión aumenta, la córnea comienza a hincharse y obtienes un efecto prismático”, explica.

Si experimentas alguno de estos síntomas, llama a tu médico o ve a una sala de emergencias. El tratamiento puede salvar tu visión.

Hazte la prueba

No hay forma de prevenir el glaucoma, pero los tratamientos centrados en reducir la presión ocular pueden detener el daño a tu visión, dice el Dr. Iwach. Esos tratamientos son necesarios en las primeras etapas, lo que hace que la detección rápida sea primordial.

La Academia Americana de Oftalmología recomienda realizar exámenes oculares completos a partir de los 40 años, o antes si tienes factores de riesgo como antecedentes familiares de la enfermedad.

Esos exámenes deben incluir un examen con un microscopio, dilatación de la pupila, una evaluación del nervio óptico y una prueba de campo visual para evaluar tu visión periférica, dice el Dr. Fromer.

La presión ocular alta es una pista de que podrías tener glaucoma, pero no es suficiente. “Deberías hacer más pruebas”, dice el Dr. Krall.

Tratamientos para el glaucoma

Hay tres tipos principales de tratamiento para el glaucoma: gotas oftálmicas, cirugía láser y cirugía tradicional. Todos ellos funcionan bajando la presión ocular.

Los médicos suelen empezar con una de las muchas gotas oftálmicas con receta diaria. La cirugía láser llamada trabeculoplastía láser (SLT) cambia el ángulo en el que el líquido sale del ojo.

Para casos más avanzados, los cirujanos pueden añadir nuevos canales de drenaje o insertar derivaciones para reducir la acumulación de líquido en el ojo.

 

PRONAPRESA
"Porque prevenir es mejor que curar"
Visita nuestra tienda en línea https://pronapresa.com y encuentra los mejores Suplementos Alimenticios, Equipos para Spa y Aparatología para tu hogar o negocio a los mejores precios ¡Compruébalo!


Dejar un comentario


Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados


También te puede interesar:

Radiofrecuencia Facial: Qué es y cuáles son sus Beneficios
Radiofrecuencia Facial: Qué es y cuáles son sus Beneficios
La radiofrecuencia facial es una técnica innovadora en el ámbito de la estética y la dermatología que ha ganado popul...
Leer más...
Rodillera Térmica: Alivia el dolor de rodillas y Piernas
Rodillera Térmica: Alivia el dolor de rodillas y Piernas
El dolor muscular en la zona de las rodillas y piernas es un problema común que afecta a personas de todas las edades...
Leer más...
La Cancerina: Un Compuesto Natural con Potencial Terapéutico
La Cancerina: Un Compuesto Natural con Potencial Terapéutico
En el mundo de la salud y el bienestar, constantemente surgen nuevos descubrimientos que captan la atención de invest...
Leer más...

Regresar

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal $0.00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods