Envío GRATIS en pedidos mayores a $899

Atención al Cliente WhatsApp

Ideas de Platos Saludables para Festejar el Día del Niño

Ideas de Platos Saludables para Festejar el Día del Niño
Celebrar el día del niño es una ocasión especial para homenajear a los más pequeños del hogar y brindarles momentos de alegría y diversión. Sin embargo, en medio de la celebración, es fundamental no descuidar la salud y el bienestar de los niños. ¿Qué tal si este año sorprendes a tus pequeños con platos deliciosos y nutritivos que además estimulen su creatividad? Aquí te presentamos una selección de ideas de platos saludables que harán de esta celebración un momento inolvidable para los niños.

1. Hamburguesas de Pavo con Vegetales

Las hamburguesas son siempre un éxito entre los niños, pero en lugar de optar por las versiones comerciales cargadas de grasas saturadas y aditivos, ¿por qué no preparar unas hamburguesas caseras y saludables? Utiliza carne de pavo molida como base y mézclala con vegetales finamente picados como zanahorias, espinacas y calabacines. Añade un poco de avena molida para darle consistencia y sazona con hierbas frescas como cilantro o perejil. Cocina las hamburguesas a la plancha o al horno y sírvelas en pan integral acompañadas de rodajas de tomate y aguacate.

2. Brochetas de Frutas y Queso

Las brochetas son una forma divertida y colorida de presentar las frutas y hacer que los niños las disfruten aún más. Corta en cubos diferentes frutas como fresas, piña, melón y uvas, y alterna con trozos de queso bajo en grasa. Puedes ofrecer a los niños una variedad de salsas saludables para acompañar, como yogur griego natural endulzado con un poco de miel o salsa de frutas hecha con puré de mango o plátano.

3. Mini Pizzas de Vegetales

Las pizzas son otro clásico que siempre triunfa entre los más pequeños, pero en lugar de recurrir a las pizzas comerciales cargadas de grasas y sodio, ¿por qué no preparar unas versiones caseras y saludables? Utiliza tortillas de trigo integral o bases de pizza caseras y cubre con salsa de tomate casera, queso mozzarella bajo en grasa y una variedad de vegetales frescos como champiñones, pimientos, cebollas y tomates cherry. Hornea hasta que el queso se derrita y las verduras estén tiernas, y corta en porciones individuales para que cada niño pueda personalizar su pizza.

4. Palitos de Pollo al Horno

Los palitos de pollo son un clásico infalible que a los niños les encanta, pero en lugar de freírlos en aceite, ¿por qué no optar por una versión más saludable al horno? Corta pechugas de pollo en tiras y marínalas en una mezcla de yogur natural, mostaza Dijon, ajo picado y hierbas frescas como tomillo y romero. Pasa las tiras de pollo por pan rallado integral y hornea en el horno hasta que estén doradas y cocidas por completo. Sirve los palitos de pollo con salsa de tomate casera o salsa de yogur y hierbas.

5. Rollitos de Sushi de Verduras

El sushi es una opción saludable y divertida que seguro fascinará a los niños. Prepara rollitos de sushi utilizando algas nori, arroz integral cocido y una variedad de vegetales frescos como pepino, zanahoria, aguacate y pimientos. Puedes añadir también tiras de tofu marinado o camarones cocidos para aumentar el contenido de proteínas. Enrolla los ingredientes en el alga nori utilizando una esterilla de bambú y corta en rodajas para servir. Ofrece salsa de soja baja en sodio y wasabi para acompañar.

6. Helado de Frutas Casero

En lugar de recurrir a los helados comerciales cargados de azúcares añadidos y conservantes, ¿por qué no preparar un helado casero y saludable? Utiliza frutas congeladas como plátanos, fresas, mango o piña y mézclalas en un procesador de alimentos hasta obtener una textura cremosa. Puedes añadir un poco de leche de almendras o yogur griego natural para darle más cremosidad. Sirve el helado en tazones individuales y decora con trozos de frutas frescas y una pizca de granola.

7. Barritas Energéticas Caseras

Las barritas energéticas son un snack saludable y práctico que los niños pueden disfrutar en cualquier momento del día. Prepara tus propias barritas energéticas caseras utilizando ingredientes naturales como avena, frutos secos, semillas de chía, miel y puré de frutas. Mezcla todos los ingredientes en un bol hasta obtener una masa homogénea, luego extiende la masa en una bandeja y refrigera hasta que esté firme. Corta en barritas individuales y envuelve en papel film para que los niños puedan llevarlas consigo a la escuela o disfrutarlas como merienda en casa.

8. Dip de Vegetales con Hummus

El hummus es una deliciosa pasta a base de garbanzos que puede servir como dip saludable para acompañar vegetales frescos. Prepara tu propio hummus casero utilizando garbanzos cocidos, tahini, jugo de limón, ajo y comino, y mézclalo en un procesador de alimentos hasta obtener una textura suave y cremosa. Sirve el hummus en un bol junto con una variedad de vegetales crudos como zanahorias, apio, pepino, pimientos y tomates cherry para que los niños puedan sumergir y disfrutar.

9. Tartaletas de Yogur y Frutas

Las tartaletas son un postre delicioso que los niños disfrutarán preparando y comiendo. Utiliza masa de tarta integral o galletas trituradas como base y rellena con yogur griego natural endulzado con un poco de miel o stevia. Decora las tartaletas con rodajas de frutas frescas como fresas, kiwi, plátano y piña, y refrigera hasta que el yogur esté firme. Sirve las tartaletas como postre o meriendas acompañadas de un vaso de leche o batido de frutas.

10. Smoothie Bowls Coloridos

Los smoothie bowls son una opción nutritiva y refrescante que los niños adorarán. Prepara smoothies utilizando una variedad de frutas congeladas como bayas, mango, piña y plátano, y mézclalas con leche de almendras, yogur griego y un puñado de espinacas frescas para darles un impulso de verduras. Vierte los smoothies en tazones individuales y decora con rodajas de frutas frescas, granola casera, semillas de chía y coco rallado. ¡Deja que los niños se diviertan creando sus propias combinaciones de toppings!

Celebrar el día del niño no tiene por qué implicar sacrificar la salud y el bienestar de los más pequeños. Con un poco de creatividad y planificación, es posible ofrecerles platos deliciosos y nutritivos que estimulen su imaginación y paladar.

Recuerda que prevenir es mejor que curar

Escribir un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.